Consejos para la gestión de créditos en las mype

Uno de los principales problemas que aquejan a las MYPE es el retraso en el cobro de las facturas y las deudas impagas. Esto afecta directamente a la caja disponible para las operaciones de la empresa.

A continuación presentamos un conjunto de consejos prácticos que le permitirán al empresario de la MYPE gestionar su negocio y no tener problemas con las cuentas por cobrar de su empresa:

1. Desarrollar una política de créditos clara que norme las condiciones de crédito con cada uno de los clientes. Estas condiciones deben estar especificadas en un contrato, incluyendo las consecuencias en caso de presentarse algún retraso. Para el desarrollo de su política de créditos debe considerarse:

  • Asegurar que todas las ventas queden documentadas con al menos una orden de pedido, guía de remisión y la factura.
  • Definir el cobro de intereses para el caso de retrasos, así como los costos administrativos de la cobranza.
  • Detener nuevas ventas al crédito a los clientes con irregularidades en el pago de las facturas.
  • Las políticas de crédito deben ser comunicadas oportunamente a los clientes y a los empleados –especialmente a los encargados de las ventas-.

2. Aplicar límites de crédito. Estos límites permiten controlar los niveles de crédito de cada uno de los clientes. Para esto se definen dos límites de crédito: El primero, de carácter preventivo, busca tomar las primeras acciones de cobranza; y, el segundo, que inhabilita la posibilidad de realizar más ventas. La clave para definir los límites de crédito está en poseer la mayor cantidad de información acerca de la capacidad financiera de su cliente.

3. Mantener información histórica. Esta información le permitirá definir y/o mejorar las políticas de crédito, así como definir las nuevas condiciones en el caso de volver a trabajar con antiguos clientes o evitar trabajar con clientes con altas probabilidades de convertirse en moroso.

4. Cobrar lo más pronto posible. Cuanto más tarde se comience a actuar, menor será la probabilidad de recibir el pago por las facturas. Siempre será mejor buscar el pago amigable, ya que es la opción más barata y es la que menos altera la relación con el cliente.

5. Una venta no vale nada si es que no se cobra. Es muy importante identificar a aquellos clientes que serán rentables desde el primer día.

Seguir estos consejos le ayudará a mejorar las cuentas por cobrar de su negocio. Y Ud. estimado lector ¿Ha tenido experiencias con clientes morosos? ¿Cómo gestiona las cuentas por cobrar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.