Encontrando oportunidades de mejora en la organización

Una organización exitosa es aquella que de manera consistente busca la mejora continua. Ese hábito por mejorar cada día debe ser parte de la cultura organizacional y debe ser reforzado por los líderes de la empresa. El hábito de mejorar continuamente puede ser iniciativa de los colaboradores operativos, de los mandos medios, de la alta dirección o de los dueños, no hay límites jerárquicos al respecto, sin embargo, es requisito fundamental que todos estos últimos (dueños y alta dirección) mantengan un firme apoyo para que estas iniciativas perduren en el tiempo.

Partiendo de esa premisa, queremos comentar un poco acerca de cómo podemos encontrar oportunidades de mejora en nuestra organización. Existen dos grandes caminos para lograrlo:

  1. El primero es hacerse con los servicios de agentes externos (una empresa de asesoría, un consultor, un asesor, etc.) y fomentar el cambio desde fuera.

Ventajas:

  1. Visión externa, libre de paradigmas y objetiva.
  2. Posibilidad de lograr grandes cambios en corto tiempo.
  3. Contacto con una metodología diferente a la utilizada en la organización.

 

  1. La segunda opción es fomentar el cambio de manera interna, con recursos propios y siguiendo alguna técnica determinada.

Ventajas:

  1. Dominio intensivo del negocio y su entorno.
  2. Conocimiento de los recursos (humanos, financieros, etc.) de la organización con un nivel de detalle idóneo.
  3. Convivencia con los problemas en el día a día.

Ambas opciones son totalmente validas y para nada excluyentes, y si bien Impulso Consultores es un agente externo al servicio del cambio y la mejora, no podemos negar que, la segunda opción expuesta también puede lograr muy buenos resultados. Cuando participamos de proyectos de mejora recomendamos a nuestros clientes crear un equipo que, en adelante, no sólo garantice la continuidad de los cambios y resultados del propio proyecto sino que también replique la metodología utilizada en otras áreas de oportunidad de la propia organización, logrando el círculo virtuoso de la mejora continua.

Ahora, independientemente de lo expuesto, podemos empezar con micro proyectos de mejora internos que nos puedan evidenciar el grado de madurez de nuestra organización con respecto a estas iniciativas, ¿Cómo encontrar estas oportunidades para mejorar?, pues aquí van algunas ideas:

  1. Es una buena práctica escuchar a los colaboradores operativos, muchos de ellos ya tienen varias oportunidades identificadas, dado que conviven con muchos problemas en el día a día. Lo que ocurre generalmente es que estas oportunidades no llegan a ser conocidas por los directores y líderes, muchas pueden ser las causas, entre las que destacan principalmente la ausencia de un foro para darlas a conocer o el poco peso jerárquico que puedan poseer y que cohíbe la pro actividad de estos colaboradores.
  2. Otra buena práctica es valerse de las quejas de los clientes. Tenemos que acostumbrarnos a ver los reclamos como una oportunidad y no como un evento desagradable, cada queja que recibimos es un “diagnóstico” gratis.

Luego, no basta con identificar las oportunidades, hay que empezar a atacarlas, y para eso es importante lograr una priorización de las mismas, generalmente deberíamos elegir aquellas iniciativas que representan una oportunidad de aumentar la rentabilidad de la empresa, pudiendo ser por el incremento de los ingresos o la disminución de los costos. Luego de esto, solo nos queda empezar. ¡A trabajar!

Y usted, ¿Cómo encuentra esas oportunidades de mejora en su organización?, ¿Qué técnicas emplea para ser escuchado?, ¿Cómo prioriza estas áreas de oportunidad?, ¡Cuéntenos su experiencia!

Visítanos en www.impulsoconsultores.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.